¿Qué ocurre con la declaración de Irpf pendiente de presentar por el contribuyente fallecido?

En el caso de contribuyentes fallecidos durante 2017, el impuesto se devengará en el momento del fallecimiento y el periodo impositivo resultará inferior al año natural, puesto que el fallecimiento normalmente se produce en día distinto al 31 de diciembre.

En el supuesto de fallecido integrante de una unidad familiar, los restantes miembros podrán optar por la tributación conjunta pero sin incluir las rentas del fallecido.

La declaración del fallecido deberá presentarse en modalidad individual.

Los herederos del fallecido son los obligados a presentar la declaración de irpf pendiente del mismo toda vez que le suceden en todos sus derechos y obligaciones.

Recordar lo que señalan los artículos 660 y 661 del Código Civil:

Artículo 660.

Llámase heredero al que sucede a título universal, y legatario al que sucede a título particular.

Artículo 661.

Los herederos suceden al difunto por el hecho solo de su muerte en todos sus derechos y obligaciones.

En caso de que el resultado de la declaración de irpf resulte a ingresar los herederos efectuarán dicho ingreso, y este importe se considerará como deuda deducible de la liquidación del impuesto de Sucesiones.

Del mismo modo en  caso de que el resultado sea a devolver, esa cantidad deberá ser acumulada al resto de bienes y derechos que conforman la base imponible del Impuesto de sucesiones.

La Agencia tributaria prevé para el  caso de resultado a devolver, el que para poder tramitar la devolución deberá aportarse por los sucesores del fallecido la siguiente documentación

Para importes inferiores o iguales a 2.000 €:

      • Certificado de defunción.
      • Libro de Familia completo.
      • Certificado del Registro de Últimas Voluntades.
      • Testamento (sólo si figura en el certificado de últimas voluntades).
      • En el supuesto de que haya varios herederos y se desee que el importe de la                          devolución sea abonado a uno de ellos, autorización escrita y firmada con fotocopia del DNI de todos ellos.
      • Certificado bancario de titularidad de la cuenta a nombre de las personas que van a cobrar la devolución.

En cambio para importes superiores a 2.000 € la documentación que se exige es:

      • Certificado de defunción.
      • Libro de Familia.
      • Certificado del Registro de Últimas Voluntades.
      • Testamento o Acta Notarial de Declaración de Herederos.
      • Justificante de haber declarado en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones el importe de la devolución.
      • En el caso de existir varios herederos y que el medio de pago elegido sea la transferencia, certificado bancario de titularidad de la cuenta a nombre de todos los herederos o, en su caso, Poder Notarial a favor de alguno/s de ellos.

 

Los sucesores del fallecido deberán cumplimentar el impreso modelo H-100 («Solicitud de pago de devolución a herederos»), disponible en la Sede electrónica, en la dirección Electrónica  https://www.agenciatributaria.gob.es, a través de la ruta: «Todos los trámites/Impuestos y tasas/Otros/Devoluciones a sucesores de personas físicas/Información y Ayuda/Información general».

¡Esperamos que esta información te haya resultado útil!

PIDE INFORMACIÓN